Tu resultado:

Vigilancia

En base a la información que has compartido sobre tus creencias, tu personalidad financiera, que te impide alcanzar tus objetivos en materia de dinero, es “vigilancia”.

¿Qué son los "guiones" sobre el dinero?

Sé que tienes curiosidad por conocer tus resultados, pero primero deja que te hable un poco más sobre esta prueba y sobre cómo puedes sacarle el máximo partido. Es muy sencillo. Los “guiones” o “scripts” del dinero son una serie de creencias y convicciones inconscientes sobre el dinero que las personas desarrollan desde la infancia. Pueden estar moldeados por sus propias experiencias o incluso haber sido transmitidos por sus padres. Aunque no seas consciente de ellos, tienen una gran influencia en las decisiones financieras que tomas como adulto.

El término “money script” fue acuñado en 2011 por los psicólogos financieros Ted Klontz y Brad Klontz en su famoso estudio del Journal of Financial Therapy sobre las creencias sobre el dinero y el comportamiento financiero. Durante el estudio, preguntaron a los participantes hasta qué punto estaban de acuerdo con 72 creencias relacionadas con el dinero, como:

Su estudio demostró que el comportamiento y las decisiones financieras de las personas están fuertemente influenciadas por las creencias y convicciones que tienen sobre el dinero.

Por ejemplo: los guiones autolimitantes sobre el dinero como "nunca habrá suficiente dinero" están relacionados con decisiones financieras desordenadas.

El estudio identificó cuatro tipos principales de guiones de dinero, conocidos como eKlontz-Money Script Inventory (o Klontz-MSI). Cada uno corresponde a una personalidad específica. Conocerlos es el primer paso para descubrir y comprender cuáles son tus creencias sobre el dinero. Ahora, echemos un vistazo a tu puntuación, a cómo afecta a tu bienestar financiero y qué puedes hacer al respecto.

Qué significa

La primera característica de las personas que han obtenido el resultado de “vigilancia” es que suelen tener problemas para gastar porque están demasiado centrados en ahorrar.

No disfrutan de los frutos de su trabajo, y esto puede hacer que pierdan oportunidades y tengan una menor calidad de vida. También son muy críticos consigo mismos y con los demás cuando se trata de dinero.

Sentirse seguro con el dinero es importante para ellos. No esperan que les toque la lotería ni ser libres financieramente si no es con sus ahorros.

Los que obtienen el resultado “vigilancia” son personas que se preocupan especialmente por su dinero y se esfuerzan por acumularlo cada vez más.

Suelen tener un gran sentido de la responsabilidad y creen que el ahorro es la mejor manera (a menudo la única) de ser libres económicamente.

Por otra parte, a pesar de las grandes sumas de dinero que ahorran, a menudo les resulta difícil gastarlo.

Para estas personas, el dinero es principalmente una cuestión de seguridad. Están muy preocupados por si se les acaba el dinero.

También tienden a ser reservados con su dinero y reacios a hablar de él.

Las investigaciones han revelado que quienes obtienen un guión de vigilancia sobre el dinero tienen una visión negativa de las compras compulsivas, el juego, las inversiones y los riesgos en general relacionados con el dinero.

Es menos probable que tengan deudas con las tarjetas de crédito.

El guión de vigilancia sobre el dinero también limita la capacidad de disfrutar de las relaciones, el ocio y la diversión.

Errores y trampas

¿Por qué este patrón de creencias afecta negativamente a las finanzas?

Aunque el bienestar y la seguridad financiera son de vital importancia, la ansiedad extrema y la desconfianza hacia el dinero pueden causar un fuerte estrés emocional y físico que es perjudicial para las relaciones y la salud.

De hecho, muchas personas, a pesar de su riqueza, viven una existencia infeliz y temerosa que las deja solas y miserables.

Brad Klontz sugiere practicar el gasto en algo ridículo.

"Dedicar parte de tu presupuesto a disfrutar de tu trabajo es valioso. Puede reportar dividendos en forma de sentimientos de gratitud y alegría y de conexiones más profundas con los que más quieres".

Otra recomendación de Klontz es reducir intencionadamente el tiempo que se dedica a comprobar los saldos de las cuentas.

Al mismo tiempo, recuerda de forma activa y positiva que estás en el camino de alcanzar tus objetivos financieros.

Una consecuencia negativa de la ansiedad extrema por el dinero es el miedo al riesgo, que lleva a las personas a evitar por completo las inversiones.

El problema es que, a largo plazo, mantener tu dinero “a salvo” de cualquier riesgo de inversión te costará mucho dinero por culpa de la inflación.

¿Qué puedes hacer al respecto?

1. Encuentra el equilibrio

Empieza a reconocer que ahorrar es importante, pero también lo es gastar. Hay que encontrar un equilibrio entre ambas cosas para poder triunfar.
Intenta reservar dinero expresamente para la diversión y el entretenimiento y asegúrate de disfrutar de lo que compras con él.
Piensa también en cómo puedes empezar a emplear el dinero que has ahorrado hasta ahora. Hay cientos de oportunidades ahí fuera.

2. Haz que tu dinero trabaje por ti

Invierte parte de tus ahorros en activos que generen rendimientos a lo largo del tiempo como acciones, bonos o propiedades inmobiliarias. Esto te ayudará a hacer crecer tu patrimonio de una manera predecible que aumentará con el tiempo (más adelante veremos qué inversiones son las más adecuadas para tu tipo de personalidad financiera).

3. Sé menos crítico

Acepta que cada persona tiene una relación diferente con el dinero y que no hay una forma correcta o incorrecta de manejarlo. Que alguien gaste de forma frívola no significa que sea una persona poco responsable.

Y que alguien sea frugal no significa que sea bueno con el dinero. Empieza por reconocer que está bien gastar dinero. El hecho de que ahorres dinero no significa que no puedas disfrutar de lo que tienes.

Si puedes, intenta apartar una cantidad de dinero al mes para gastar sin sentirte culpable.

¿Conoces el dicho que dice "la salud es lo primero"?

Es bueno tenerlo en cuenta. Preocuparse sólo por el trabajo y el dinero puede tener un impacto negativo en todas las demás esferas de tu vida. La cuestión es que tu bienestar físico y psicológico puede verse afectado. Asegúrate de dedicar tiempo a lo que más importa. El éxito financiero sin salud y sin relaciones no sirve de nada. Encuentra tu equilibrio emocional entre el dinero, el trabajo y el bienestar físico y mental.

4. Diviértete

Organiza una actividad divertida para ti y/o tu familia. Tómate unas buenas vacaciones. Cómprate un nuevo “juguete”. Disfrutar de los frutos de tu trabajo es algo muy valioso. Puede reportar dividendos en forma de sentimientos de gratitud y alegría, y de conexiones más profundas con los que más quieres.

Gasta algo de dinero en algo ridículo.

Estas son unas tareas extremadamente difíciles para los que tienen el guión “vigilante”.

Pero en este punto la pregunta es:

"¿Qué sentido tiene toda esta atención?"
¿Para qué sirve tanta privación y ahorro si luego nunca te diviertes?

Cuando una persona consigue sus objetivos financieros, necesita una recompensa.

5. No acumules por miedo

Deberías evitar la tendencia a acumular por miedo.

¿Crees que controlar tu situación financiera te lleva más de una hora a la semana?
¿Te quita el sueño?
¿Crees que esta creencia se interpone en el camino de otras aficiones o actividades que quieres hacer?

Si tu respuesta a alguna de estas preguntas es afirmativa, sin duda ha llegado el momento de cambiar.

Puedes proponerte pasar menos tiempo preocupándote por tu situación financiera.

Por ejemplo, si pasas una hora al día revisando tus cuentas, márcate un plan para dedicarle menos tiempo.

Recuerda que estás exactamente donde tienes que estar y que estás en el camino de alcanzar tus objetivos financieros.

Tu próximo paso

Ahora, tómate unos segundos y piensa en un momento de tu vida en el que, si te hubieras hecho más preguntas o si hubieras indagado un poco más, habrías evitado uno o varios errores importantes.

Me refiero a todos esos errores que de una forma u otra te producen algún tipo de arrepentimiento o remordimiento.

Cuando dices: "Si lo hubiera sabido antes...".

Ese es exactamente el tipo de situación a la que me refiero.

Piensa en ello.

Errores que has cometido en la escuela, durante la carrera o en el trabajo, o quizás por una o varias inversiones erróneas.

¿Cuánto dinero y tiempo no habrías perdido si te hubieras tomado la molestia de investigar una o varias de estas cosas?"

Y luego, de nuevo, pregúntate:

"¿Cuánto dinero tendrías hoy, si hubieras aprovechado esa oportunidad que rechazaste por ignorancia, miedo o ideas limitadoras?"

No estoy seguro de lo que ha pasado por su cabeza al leer los resultados de tu test. Quizá hayas pensado en “lo que podría haber sido” y eso te haya hecho sentir triste, feliz o frustrado.

Pero una cosa está clara.

No hay nada que puedas hacer para volver atrás y cambiar las cosas.

Nada.

Sin embargo, ahora que te conoces un poco mejor y eres consciente de tus creencias limitadoras, puedes hacer MUCHO para evitar que la falta de reflejos vuelva a estropear tu futuro financiero.

¿Cómo?

 Hablando sobre ello.

Hablando de tus dudas, tus miedos, tus frustraciones con alguien que sepa y que entienda. No con amigos en el bar, sino con alguien que entienda lo que estás sintiendo. Alguien que ya ha ayudado a más personas en tu misma situación.

Alguien que pueda asesorarte, orientarte y darte información específica para tu beneficio. Alguien que sepa lo que te ha limitado hasta ahora y que conozca tu situación en concreto.

¿La buena noticia?

Lo puedes hacer GRATIS.

De hecho, he puesto a disposición de aquellos que han completado el test todo mi equipo de asesores especializados que, de forma totalmente gratuita, pueden ayudarte, a través de una breve charla de unos veinte minutos a entender qué tipo de inversión se adapta mejor a tus resultados.

La asesoría estratégica se llevará a cabo de esta manera:

Al final de la llamada telefónica, podrás decidir si estás satisfecho o no. Si nuestros consejos tienen sentido para ti y si realmente empezarás a modificar tu psicología del dinero.

¿Qué hay que hacer para solicitar
una consulta?

Haga clic en el botón de abajo y elija el día y la hora
más cómoda para ti

Una vez que hayas concertado tu consulta, recibirás un correo electrónico con todos los detalles.


Deprecated: La funzione _register_controls è deprecata dalla versione 3.1.0! Utilizza al suo posto Elementor\Controls_Stack::register_controls(). in /home/wpabgt/domains/go.alfiobardolla.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5381

Warning: Undefined array key "owner_name" in /home/wpabgt/domains/go.alfiobardolla.com/public_html/wp-content/plugins/abtg-custom-addons/includes/elementor/widget_custom_button_sale.php on line 455
Copyright @ 2022 Alfio Bardolla Training Group S.p.A. – Capital social 2.504.175,00 € – CIF B88070651